Marketing inmobiliario para casas de lujo

marketing inmobiliario con casa casuarina


AUNQUE SUPONEN UN PORCENTAJE MÍNIMO del mercado, cada vez es más habitual en EE.UU. la venta de casas de lujo cuyo precio ronda los cien millones de dólares. En España, el millón de euros es una frontera ya superada. ¿Cómo hacen los gestores inmobiliarios para promocionar estas casas de lujo?

Casas de lujo y marketing inmobiliario

Aunque alguna vez sólo hayan existido en las fantasías de los gestores de marketing inmobiliario, ahora las propiedades tasadas en 100 millones de dólares son una realidad, si bien poco común, por lo menos no tan extraña. “Llegamos a un punto en el que hay que hablar de una nueva categoría, explica Jonathan Miller, director ejecutivo de la empresa neoyorquina de tasaciones inmobiliarias Miller Samuel.

“Es un nicho que creció en los últimos años en respuesta a la crisis económica global, a raíz de la cual los multimillonarios comenzaron a buscar diferentes formas de inversión; y han elegido los inmuebles de ultra-alta gama“. En EE UU, dos propiedades cruzaron la barrera de los 100 millones de dólares desde el comienzo la crisis inmobiliaria: un palacete de estilo francés ubicado en Los Altos Hills, California, que cambió de dueño en 2011; y una hacienda situada en la cima de una colina cerca de Woodside, que fue vendida poco después a un precio exorbitante de 117,5 millones de dólares.

Hay otras ocho propiedades que están a la venta por más de 95 millones, mientras que existen muchas otras, como la mansión Casa Encantada, del financiero Gary Winnick, en Bel Air (que supuestamente vale 225 millones), que están disponibles mediante acuerdos “ocultos” no oficiales.

¿Qué es lo que convierte a estas viviendas en un tesoro de 100 millones de dólares?

Por supuesto que la respuesta tiene que ver con la regla de oro de los negocios inmobiliarios: están ubicadas en las zonas más caras. En Manhattan, por ejemplo, podría tratarse de un apartamento palaciego en uno de los edificios más exclusivos con vista al Central Park, como el Pierre Hotel, cuyo ático de tres pisos está valorado en 125 millones.

En Los Angeles, podría tratarse de una codiciada finca en una de las calles vigiladas de Platinum Triangle (Holmby Hills, Bel Air y Beverly Hills). En principio, se requiere un terreno de primera categoría, en particular en una zona donde no haya demasiada tierra disponible, como la finca de 19 hectáreas de la familia De Guigné en Hillsborough, Silicon Valley.

Esta propiedad, que ha estado en manos de la misma familia durante la mayor parte de los últimos 150 años, tiene un precio de 100 millones de dólares. En el elegante enclave Mayflower Estates de Dallas, Texas, donde la tierra cuesta cuatro millones por hectárea, la hacienda de 10 hectáreas de Crespi-Hicks, diseñada por el arquitecto Maurice Fatio, puede ser suya por un valor de 135 millones de dólares.

Las casas propiamente dichas suelen tener una superficie promedio de más de 929 metros cuadrados, e incluyen comodidades que resultan de combinar una frondosa imaginación con una abultada billetera. La mansión Fleur de Lys, de 125 millones de dólares, ubicada en Los Ángeles, cuenta con un salón de baile para 200 invitados, un cine con 50 butacas y una pista de atletismo.

Igualmente importante es el historial de los dueños anteriores de las propiedades. Las viviendas que tienen algún tipo de conexión con una figura pública de renombre tienen un valor adicional, como es el caso de Casa Casuarina, la mansión de 100 millones ubicada en Miami Beach en cuya escalera de entrada fue asesinado Gianni Versace. “A medida que crecen los multimillonarios en todo el mundo, aumenta la probabilidad de realizar operaciones inmobiliarias récord. Vamos a ver muchas más ventas que superen los 100 millones de dólares”, asegura Miller.

Al otro lado del Atlántico, en España, también se está convirtiendo en una realidad cada vez más natural la promoción de casas de más de un millón de euros. Sólo la inversión inmobiliaria de rusos y chinos de alto poder adquisitivo en el país se ha duplicado en un año, siendo Madrid la ciudad en la que pueden encontrarse con más facilidad este tipo de inmuebles selectos, muy por encima ya de ese millón.

En este campo, la gestión de marketing inmobiliario se presenta apasionante para los años venideros. Una vez superada la crisis inmobiliaria toca recuperar terreno perdido, y la venta de casas de lujo es una oportunidad más para hacer negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *