Inmobiliaria de oficinas de farmacia en Barcelona

inmobiliaria-de-farmacias-en-barcelona

Inmobiliaria de oficinas de farmacia en Barcelona

inmobiliaria-de-farmacias-en-barcelona

 

Las farmacias son a día de hoy un negocio muy rentable, además de seguro. Las farmacias cuentan con una clientela estable, un mercado regulado y una exclusividad en su zona de actuación, lo que las convierte en una opción de trapaso muy interesante.

Estos tres elementos hacen que invertir en adquirir una farmacia, sea, a día de hoy, una opción muy interesante para aquellas personas o empresas que cuentan con los recursos, propios o ajenos, para acometer tal inversión.

Además, a lo largo de 2016 el mercado en farmacia crece un 6%, según se puede leer en la web de Afinpa. Durante el mes de Junio las ventas han crecido un 6% en unidades y un 9% en importe, es decir, se venden un 6% más de productos.

Sin embargo la inversión en farmacias está sujeta también a una serie de puntos negativos que también conviene tener en cuenta.

 

Puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una farmacia

Si lo que queremos es comprar una farmacia deberemos revisar una serie de puntos muy importantes con el fin de no equivocarnos en la inversión a realizar.

    • Examínate y ten claro lo que necesitas. Lo primero que el cliente ha de hacer es realizar una investigación  previa y saber lo que realmente necesita. Por ejemplo, antes de investigar donde comprar una farmacia en Barcelona debe saber si va a poder atenderla correctamente o si no habría mejores inversiones para realizar.
    • Localizar farmacias con la mejor ubicación. El inversor debe recorrer las calles y revisar los planos y buscar las farmacias con la mejor ubicación. Lo ideal es elegir entre 2 y 4.
    • Contar con financiación. Esto es fundamental, debemos contar con la suficiente financiación para atender, no sólo la compra de la farmacia, si no posibles gastos que surjan antes de realizarla.
    • Analizar correctamente la farmacia a adquirir. Debemos analizar su situación física, sus ventas, etc.
    • Negociar de manera fría y no emocional. Esto es fácil decirlo y difícil cumplirlo. Debemos pensar que sencillamente es una inversión y que si no la adquirimos al precio correcto no nos interesa y habrá otras mejores.
    • Plasmar la negociación en un contrato. Una vez que hemos realizado una buena negociación para adquirir la farmacia es importante plasmarlo en un contrato, y que este contrato refleje bien la negociación llevada a cabo.
    • Ultimar los preparativos. Por último, cuando ya se ha cerrado la compra-venta de la farmacia, debemos ultimar todos los detalles para la puesta a punto, redecorar si fuera necesario, cambiar los rótulos, contratar personal si fuera necesario, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *