Abogados de Valencia al rescate

El litoral español está plagado de construcciones. Durante los buenos años de la economía en las costas españolas florecieron centenares de urbanizaciones y construcciones de distinto tamaño y condición. No podemos decir que todo este despilfarro de capital haya venido de manos de la obra pública, pues también hay un buen número de proyectos de capital privado inacabados.

El caso es que la mayoría de estos proyectos han recibido financiación de una serie de entidades financieras que después han tenido serios problemas para mantenerse a flote. De esta manera se ha generado un cóctel que, como los que se realizan  a base de garrafón, han afectado gravemente la salud.

 

Abogados valencianos al rescate

Con estos ingredientes tenemos en toda la costa una gran cantidad potencial de demandas, y si nos centramos sólo en la comunidad valenciana, la cantidad relativa puede ser todavía mayor. A los afectados por la construcción se les unen los afectados por entidades financieras como la CAM.

Así, podemos encontrarnos con que los abogados valencianos pueden estar trabajando en causas relacionadas con:

  • cantidades entregadas a cuenta en la realización de obra nueva. Hagámonos una idea de las decenas de casas y pisos cuya construcción se ha paralizado y cuyas cantidades entregadas a cuenta se las ha quedado el constructor.
  • fallos de diversa gravedad en la construcción.
  • cuotas participativas de la CAM. Se estima que hay unos 50.000 minoristas afectados por este producto de renta variable de la CAM.
  • participaciones preferentes. Otro gran clásico, conocido por todos gracias a Bankia.

 

En resumen, tenemos una zona concreta de España donde un abogado penal puede encontrar un gran número de casos en los que trabajar, y por ello es normal lo que ha ocurrido en los últimos años. En los úlitmos 6-7 años se ha percibido un gran aumento del número de bufetes que se especializan en estos temas en Valencia, y del número de abogados valencianos que también se especializan en estos temas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *